¿Sabías que el acné y la depresión están relacionados?

El acné es una enfermedad común de la piel. Las espinillas se forman cuando los folículos pilosos que se encuentran debajo de la piel se tapan. La mayoría de las espinillas aparecen en el rostro, la espalda, el pecho y los hombros. Cualquier persona puede tener acné, pero es común en los adolescentes y los adultos jóvenes. No es grave, pero puede dejar cicatrices.

Investigaciones publicadas en el British Journal of Dermatology, las personas con problemas en la piel, como el acné, tienen mayor riesgo de desarrollar depresión.

Los científicos estudiaron el caso de casi dos millones de personas en Reino Unido durante 15 años; de estos, 134.427 tenían acné. El riesgo de padecer depresión fue 63% mayor para aquellos con el padecimiento. Este porcentaje fue disminuyendo después de cinco años que aparecieron las marcas o granitos en la piel.

Los resultados indicaron la importancia de monitorear la salud psicológica y el estado emocional de las personas con acné y demuestra los efectos que tienen la salud de la piel para el estado anímico de muchas personas.

Isabelle Vallerand, autora del estudio y de la Universidad de Calgary en Canadá, dijo que para muchos parece una situación temporal, pero definitivamente el acné puede tener implicaciones importantes en la salud mental de quienes lo padecen.