¿Sabes dónde realizar Equitación en Miami?

Para quienes sean amantes de los caballos y todo cuanto encierra la belleza de esto animales, y estén pasando una temporada no muy corta en Miami, Florida, les invitamos a visitar el “Equestrian Club”, que cuenta con entrenadores personales e instructores siempre dispuestos a enseñarle cómo entender, cuidar, montar y brindarle amor a su caballo.

La enseñanza concentra parte de los conceptos básicos, sin saltar ningún paso; todo en un ambiente seguro y controlado. Sus entrenadores e instructores tienen años de experiencia con caballos de todas las razas, temperamentos y disciplinas, así son capaces de brindarle al alumno una visión más amplia y mejor comprensión de cómo piensa un caballo, sus reacciones, etc. La equitación es simplemente su pasión.

“Miami Equestrian Club” tiene una instalación de 10 hectáreas, es un lugar ideal para que usted y el caballo exploten todo su potencial. Las clases abarcan desde los elementos más básicos hasta niveles intermedios con entrenamientos de máxima calidad.

Allí aprenderá cómo cepillar y bañar a un caballo, así como ejercicios de doma clásica para mejorar los aires naturales del equino. Cada lección se adapta al nivel de cada alumno con el fin de garantizar los mejores resultados.

Montar a caballo es una combinación de técnica, fuerza y elegancia. Es uno de los pocos deportes en los que los resultados dependen del binomio jinete-caballo. Tiene que existir una conexión entre ambos que permita el aprendizaje, la doma y el progreso en cada entrenamiento. Es un deporte que por lo general se practica al aire libre y en el que el jinete perfecciona su equilibrio, fuerza y constancia con cada monta.

Clases de equitación en Miami

Las clases de equitación en “Miami Equestrian Club” llegan hasta la participación en grandes concursos. Todos sus entrenadores hacen gala de una amplia experiencia en espectáculos con distintas razas equinas y disciplinas.

Las clases particulares duran unos 45 minutos aproximadamente. El jinete debe tener su caballo listo en el momento de la clase y debe comprometerse a atenderlo al final. Se prestará asistencia si es necesario, pero cada jinete tiene que aprender todos los aspectos relacionados con el cuidado del animal. Durante el entrenamiento se establece un tiempo de calentamiento para el binomio que mejora la postura en la silla, la confianza entre ambos y reduce el riesgo de lesiones.

Las clases en grupo se ofrecen teniendo en cuenta los horarios y caballos disponibles. Duran aproximadamente 1 hora y los jinetes deben tener sus caballos listos para la clase. Durante ese tiempo, un jinete será líder y los otros lo seguirán. Todos deben prestar atención tanto al caballo como al entrenador para sacar el máximo provecho de cada sesión de entrenamiento y evitar situaciones peligrosas en la pista.

Formas de aprender a montar a caballo

En función del nivel del alumno y el criterio del entrenador la clase puede ser a mano, a la cuerda o en la pista.

A la mano

Son clases impartidas por el entrenador con el caballo de la mano y cerca del estudiante para mayor seguridad. Estas son las lecciones más simples para que el jinete se acostumbre al movimiento y los primeros pasos del animal (paso y trote).

A la cuerda

Son clases que permiten al entrenador tener control sobre el animal, a pesar de mantener cierta distancia el uno del otro. Así el jinete gana en confianza porque pareciera que estuviera solo con el caballo, sin embargo, en caso de peligro el entrenador tiene el animal bajo control. Durante estas clases el jinete ejercita su físico para mejorar la postura general de su cuerpo y fortalecer los músculos que utiliza en la monta.

En la pista

Una vez que el entrenador considera que el alumno está listo para montar sin ayuda puede empezar a utilizar toda la pista. Es el momento en que el estudiante y el caballo se quedan solos, aunque siempre supervisados y guiados por el entrenador. A medida que el estudiante perfecciona su técnica y mejora el control sobre su caballo, el proceso de aprendizaje va aumentando su nivel de dificultad.