¿Sabes cuales son los parques naturales más bonitos de EEUU?

Por si no sabes cuales son los parques naturales más bonitos de los Estados Unidos de América, aquí te presentamos la lista para que los tomes en consideración al momento de viajar. Cabe además destacar que todos ellos sin excepción, se encuentran en las lista de los parques más hermosos de todo el mundo.

Los parques nacionales representan una magnífica colección de tipos y experiencias de paisajes de alto contraste. En ellos puedes pasear por bosques mágicos, montañas espectaculares, glaciares, lagos o volcanes de increíble belleza. Son reservas naturales que habría que visitar al menos una vez en la vida.

El primer parque nacional del mundo se estableció en Estados Unidos, en Yellowstone. No pretendía ser una nueva idea radical de una nación joven pero fue la ‘mejor idea de América’, a pesar de ser una solución práctica para un argumento territorial.

Se suponía que se convertiría en un parque estatal, pero la tierra de Yellowstone estaba en tres territorios y ninguno de ellos aún era un estado, de ahí que el Congreso de los Estados Unidos decidiera convertirlo en un parque federal.

El Parque Nacional de Yellowstone se convirtió en el primer parque nacional del mundo el 1 de marzo de 1872 (posteriormente se crearía en EE. UU el Servicio de Parques Nacionales el 25 de agosto de 1916 junto con el establecimiento de muchos otros parques naturales).

El Servicio de Parques Nacionales, que ya ha pasado su 100º aniversario, se ocupa de 409 parques repartidos en más de 84 millones de acres en los 50 estados, el Distrito de Columbia y los territorios de EE. UU. Estas áreas incluyen parques nacionales, monumentos, campos de batalla, parques militares e históricos, sitios históricos, ríos pintorescos, costas, áreas recreativas, senderos e incluso la Casa Blanca.

Parque Nacional de Yosemite

Aunque el Parque Nacional Yosemite, ubicado en el centro de California, es muy conocido por sus enormes cascadas, grandes acantilados de granito y bosques de Secuoyas gigantes, se trata de un parque que no pasa desapercibido. Una de las mejores épocas para visitarlo es en otoño. El follaje en esta estación se acerca a su punto máximo a finales de octubre y continúa hasta noviembre: arces, cornejos, álamos y robles decoran el paisaje.

También encontraremos bisontes, linces, lobos grises, cabras montesas y osos negros. Su localización está entre las montañas de Sierra Nevada de California, Estados Unidos y posee una superficie de 3.027 km2.

Parque nacional de las Secuoyas

Podemos encontrarlo junto al parque nacional Cañón de los Reyes, en las montañas de Sierra Nevada del sur de California. Allí encontraremos las secuoyas más majestuosas, que se alzan tanto como si de edificios de más de 25 plantas se tratara, con 80 metros contando desde el suelo y resistiendo tormentas, talas e incendios, Estas secuoyas gigantes conforman un paisaje único, el famoso General Sherman, el ser vivo más grande del planeta, corona esta colección natural con sus 84 metros de alto y 1,9 millones de kilogramos.

Su localización está en California, Estados Unidos, y su superficie es de 1.635 km2.

Parque nacional y reserva Denali

Extendiéndose a lo largo de casi 25.000 kilómetros cuadrados en el interior de Alaska, el Parque Nacional y Reserva de Denali es el destino perfecto para montañeros, mochileros y, por supuesto, observadores de árboles/hojas. El otoño alcanza su punto máximo a finales de agosto y principios de septiembre. Allí podremos ver una buena muestra de árboles de hoja caduca, incluidos álamos y sauces, además de arbustos y plantas con flores que conforman un paisaje increíblemente colorido en esta área protegida. El parque también alberga varias especies de animales silvestres como osos grises, alces o lobos.

Se localiza en Alaska, Estados Unidos. Y su superficie es de 24.585 kilómetros cuadrados.

Parque Nacional de Shenandoah

Este parque de Virginia (EE. U.U.) alberga una gran variedad de árboles de hoja caduca, incluidos arces, abedules, robles, álamos y encinas. Si lo que quieres ver es el esplendor de las hojas de otoño (con múltiples tonalidades en rojos, naranjas y amarillos), el mejor momento es a mediados de octubre. Es recomendable recorrer todo el parque a través del Skyline Drive. Es un parque muy concurrido, pues alrededor de 2 millones de personas atraviesan este sinuoso escenario cada año.

Está ubicado en Virginia, Estados Unidos. Y su superficie es de 806 kilómetros cuadrados.

Parque nacional de las Grandes Montañas Humeantes

Este parque nacional es una división de las montañas Apalaches ubicado en Tennessee. Es, sin duda, el parque nacional más visitado en los Estados Unidos, y por una buena razón. Los colores del otoño llegan en ondas descendentes. Los árboles en las elevaciones más altas de las montañas (1.200 metros o más) comienzan a exhibir follaje naranja, rojo y amarillo a principios o mediados de octubre, mientras que las elevaciones medias y bajas permanecen relativamente verdes hasta finales de octubre y principios de noviembre.

El parque presenta además, una gran variedad de actividades para los visitantes, que incluyen caminatas, recorridos en coche, acampadas, pesca, visitas guiadas y paseos a caballo.

Se ubica en Tennessee, en los Estados Unidos. Su superficie es de  2.114 kilómetros cuadrados.

Parque nacional del Monte Rainier

El Parque Nacional Monte Rainier, ubicado en el punto más al norte de la Cordillera de las Cascadas en el noroeste de Washington, comienza a estallar con colores otoñales alrededor de agosto y septiembre, al mismo tiempo que otros parques de altura (como el Parque Nacional Denali). Este parque, es además el hogar del Monte Rainier, un estratovolcán masivo que alcanza más de 4.000 metros en su cima, un lugar muy popular para caminar y escalar.

Su localización está en Washington, EE. UU. Su superficie es de 956,6 kilómetros cuadrados.

Parque Nacional Gran Cañón del Colorado

Viajamos ahora a Arizona donde se encuentra uno de los monumentos naturales más impresionantes del mundo: el Parque Nacional del Gran Cañón del Colorado. Sus características capas de roca roja revelan millones de años de historia geológica, acompañadas de rápidos a aguas bravas y vistas panorámicas que te dejarán sin palabras.

Está ubicado en Arizona, EE. UU. Su superficie es  4.926 kilómetros cuadrados.

Parque nacional de las Montañas Rocosas

Ubicado al noroeste de Boulder, Colorado, el Parque Nacional de las Montañas Rocosas es el destino perfecto para observar la belleza de las hojas de los árboles, sobre todo en otoño, ya que presentan un colorido follaje en esta estación. Gran parte del parque está formado por árboles de hoja perenne, pero abundan los árboles de hoja caduca, como los álamos temblones.

Debido a que el parque se extiende a ambos lados de la división continental, los lados este y oeste de las Montañas Rocosas presentan un clima distintivo. El este tiende a ser más árido, mientras que el oeste tiende a ser más húmedo y más boscoso.

Se encuentra en Colorado, Estados Unidos y su superficie es de  1.074 kilómetros cuadrados.

Parque nacional de Yellowstone

Fundado en 1872, el Parque Nacional de Yellowstone es el parque nacional más antiguo del mundo. Yellowstone cuenta con increíbles cañones, bosques, ríos, aguas termales y géiseres (incluyendo Old FaithFul, ‘Viejo Fiel’, el más famoso). La Gran Fuente Prismática es la mayor fuente de aguas termales en los Estados Unidos (y la tercera a nivel mundial). Sus vivos colores se deben a bacterias pigmentadas en las biopelículas que crecen alrededor de los bordes de las aguas ricas en minerales. Por si esto fuera poco, también alberga una gran fauna salvaje con linces, lobos grises, bisontes u osos negros.

Localización: Estados Unidos. Superficie: 8.991 kilómetros cuadrados.