Todo es posible: Ellos construyeron su propia Isla

Para quienes se imponen límites, para quienes no tienen confianza y fe, esta historia les viene a recordar que todo es posible, pues una pareja de canadienses logró construir su propia isla.

Estaban cansados de la vida rutinaria, se propusieron construir la isla de sus sueños. El trabajo les llevó unos 20 años, pero el resultado es fantástico. Los artistas Wayne Adams y Catherine King, como personalidades creativas, siempre tenían una especial pasión por la madre naturaleza. Así que un día decidieron escapar del bullicio de la ciudad y encontraron un refugio para el alma en una zona bastante apartada y tranquila.

La pareja ha gastado cerca de dos decenas de años, para construir lo que ellos habían soñado toda su vida — una casa en el agua. Construyeron su nuevo hogar, frente a las costas de la isla de Vancouver en la Columbia Británica, un lugar muy romántico, y le pusieron de nombre “Bahía de la libertad”.

Esta linda morada es muy agradable a la vista con una combinación de colores brillantes. La bahía de la libertad consiste en 12 plataformas flotantes e incluye una pista de baile, galería de arte, un faro, y 5 invernaderos.

«Hemos elegido este camino nosotros mismos, queríamos vivir en armonía con la naturaleza. Cada día hacemos todo lo posible para no alterar sus principios”, — dice Katherine. A los 66 años de edad, Wayne Adams y a los 59 años de edad, Catherine King,  pasan sus días en un ritmo tranquilo. A veces ellos atraen turistas, ¿no es el paraíso en la tierra… o mejor dicho en el agua?, pero sin duda es lo que ellos deseaban.