Playboy elimina sus páginas de Facebook tras el escándalo de privacidad

Luego del escándalo mundial que protagoniza la red social Facebook, iniciado por Cambridge Analytica, la revista Playboy ha afirmado que no quiere ser cómplice y exponer a sus 25 millones de seguidores a una filtración de datos.

La revista Playboy conocida entre otras cosas por sus contenidos eróticos, eliminó definitivamente sus cuentas oficiales de Facebook por la filtración de datos de 50 millones de perfiles de esta red social a Cambridge Analytica para favorecer la campaña electoral de Donald Trump.

La publicación ha reconocido en un comunicado que, desde hace años, le ha resultado difícil expresar sus “valores” en la red social debido a “su política de restricción de contenidos”. La semana pasada, empresas como la automovilística Tesla y la aeroespacial SpaceX se dieron de baja en Facebook por el mismo motivo.

“Las recientes noticias sobre la supuesta mala administración de los datos de los usuarios de Facebook han solidificado nuestra decisión de suspender nuestra actividad en la plataforma. Hay más de 25 millones de usuarios que interactúan con Playboy a través de nuestras diversas páginas de Facebook, y no queremos ser cómplices en exponerlos a este tipo prácticas”, ha informado la revista en una nota de prensa.

Cooper Hefner, actual CEO de Playboy e hijo del famoso editor Hugh Hefner, ha publicado en su cuenta de Twitter que Facebook es una plataforma “sexualmente represiva” y que la “reciente intromisión en las elecciones de EE UU” ha demostrado el problema de “cómo hay que manejar los datos de los usuarios”. La red social ha sido duramente criticada por censurar imágenes de desnudos y, en algunas ocasiones, ha tenido que pedir disculpas tras retirar de la plataforma fotografías de obras de arte como La Libertad guiando al pueblo, de Eugène Delacroix, y de la estatua prehistórica de la Venus de Willendorf, porque representaban a mujeres que mostraban los pechos.

El escándalo de la filtración de datos de 50 millones de perfiles de la red social a Cambridge Analytica ha promovido la creación del movimiento #DeleteFacebook, una campaña que pide a los usuarios de esta red social eliminar sus cuentas. Después de que el caso saltara a los medios, Facebook está haciendo frente a la crisis más profunda de su historia con una pérdida de valor bursátil del 14% en solo una semana. Además, Facebook también está siendo investigada por su posible papel en la campaña a favor del Brexit.