Miami exhibe feria de yates y tecnología de punta

La ciudad de Miami promete ser a partir de ahora el mayor centro de diversión y lujo náutico del mundo. Se acercan dos grandes ferias y dos millares de embarcaciones de recreo, que exhiben lo más innovador en tecnología, drones sumergibles y deportes acuáticos.

Miami se conviertió a partir de este jueves en el mayor escaparate náutico del mundo con dos grandes ferias de yates de lujo, embarcaciones de recreo y eléctricas y tecnología de punta, en una cita que mueve miles de millones de dólares.

El Miami International Boat Show celebra su 30 edición y seguramente será convertida en parada obligada para contemplar deslumbrantes yates boutique y de súper lujo, fondeados a lo largo de más de 1.6 kilómetros (1 milla) en el muelle de Collins Avenue.

Los exclusivos yates, superyates y lo más avanzado en tecnología marina y accesorios exhibidos hacen de esta feria algo “espectacular que atrae a millares de entusiastas de todo el mundo”, según Andrew Doole, gerente general de Informa, empresa copropietaria de la feria.

Doole puso el foco en la buena evolución del sector, en momentos en que “todas las ferias de yates y embarcaciones de Estados Unidos y Europa han visto incrementadas las ventas y la participación de expositores”.

Hasta el próximo lunes, los aficionados a los deportes náuticos podrán además solazarse con el medio millar de nuevos yates exhibidos y las demostraciones diarias por profesionales del denominado flyboard y el uso drones sumergibles en el área AquaZone.

El flyboard, que se está imponiendo como una realidad en los principales puntos de turismo náutico del mundo, consiste en una tabla conectada a una moto de agua que permite al piloto propulsarse hasta 12 metros de altura, en el caso de los expertos.

“El ‘flyboard’ es uno de los juguetes acuáticos más innovadores y una novedad en el AquaZone del Miami Yacht Show, junto con la plataforma flotante VIP en el centro del lugar que ofrece bebidas y aperitivos”, agregó Doole, quien aseguró que decenas de miles de personas visitarán la exhibición de yates de Miami Beach.

La muestra de Miami Beach tiene lugar por completo en el agua, sobre una instalación de 8 kilómetros (5 millas) de muelle sobre el mar, un circuito alfombrado de rectas pasarelas de metal y madera a cuyos costados se encuentran atracados todo tipo de yates y superyates que los aficionados pueden visitar.

La exhibición de Miami Beach, con un valor de más de $1.000 millones, se complementa con otra feria náutica paralela que es el Miami International Boat Show, en Biscayne Bay, donde se exponen 1.400 embarcaciones de recreo y participan 1.100 expositores.

En el muelle 9, adyacente al icónico Miami Marine Stadium, se encuentran atracados más de medio centenar de veleros y catamaranes que hacen de esta segunda cita una de las más exitosas de EEUU, con un impacto en la economía estatal de $854 millones y 6.000 empleos.

La Asociación Nacional de Fabricantes Marinos (NMMA) señaló en un informe que las ventas en EEUU de embarcaciones y artículos náuticos totalizó los $36.000 millones en el 2016 y se espera que esta cifra alcance los $37.000 millones, con una previsión de incremento de ventas del 5 al 6 por ciento en el 2018.

A la cabeza en EEUU en la venta de yates, motores y accesorios náuticos figura Florida, con $2.500 millones, un aumento del 5 por ciento desde el 2015; seguido del estado de Texas, con $1.400 millones.