Un joven Belga que sí sabe para qué se lo dieron…

Anthony Botta, un belga de 25 años  de edad, es uno de esos muchachos con los que se puede utilizar el refrán de “ese sí sabe para qué se lo dieron”. El Belga usó “Tinder” para conquistar mujeres y viajar a más de 20 ciudades sin pagar hotel.

Solo con su atractivo físico, Botta pudo recorrer Europa sin pagar ni un euro en alojamiento.

El joven le dio el mayor provecho posible a la aplicación “Tinder”, la cual se encarga de conectar a dos personas que se encuentren cerca o tengan aspectos en común para tener una cita. Y fue a través de “Tinder Plus” que Botta buscaba antes de llegar a su destino a sus posibles coincidencias.

Luego de obtener a las posibles candidatas les escribía: “eres mi primer match” para obtener una pronta respuesta. Procedía a enviarles luego un video explicando su aventura y les preguntaba ¿quieres ser mi anfitriona?.

Él mismo confirmó que en la mayoría de los casos le decían que no era posible, pero perseveró y logró encontrar a 21 anfitrionas a quienes les encantó la idea.

“Con la mayoría me quedaba solo una noche, pero si me gustaba mucho y había química me instalaba durante una semana… Al final es como una cita normal, a veces terminas en la cama y otras veces no. Si no hace clic, y la magia no surge, siempre queda el sofá” afirmó Botta.

Hasta la fecha, el joven que se hace llamar “tinder-surfing” ha visitado 20 ciudades en ocho países diferentes: Bélgica, Holanda, Alemania, Austria, Eslovaquia, Hungría, República Checa y Polonia. Un muy particular viajero éste Botta.