Escándalos sexuales de Hollywood podrían cambiarlo para siempre

Directores de cine imprimieron un tono de optimismo sobre el continuo escándalo por el acoso sexual en Hollywood, considerándolo un momento “positivo” que podría acabar con décadas de abuso y servir de ejemplo a otros sectores.

Varios realizadores dijeron en la gala anual de los Governors Awards que la legión de acusaciones contra Harvey Weinstein, Kevin Spacey y otros podría finalmente ser el punto de partida de una reforma en la cultura del entretenimiento y proteger a futuras estrellas del celuloide.

 

Tras las revelaciones sobre Weinstein, el otrora poderoso productor a quien un centenar de mujeres acusan de conducta sexual inapropiada -algunas de violación-, el revuelo no ha parado y, además de Spacey, otras estrellas como Dustin Hoffman y Richard Dreyfuss se han visto señaladas por supuestas conductas lascivas.

 

En la ceremonia, celebrada en el salón Ray Dolby de Hollywood, el guionista y director independiente Charles Burnett, el director de fotografía Owen Roizman y los cineastas Agnes Varda y Alejandro González Iñárritu también recibieron Oscars honoríficos.