¿Conoces los innumerables beneficios del pescado?

El pescado es uno de los alimentos más deliciosos y saludables que existe.

Gracias a su elevado contenido en ácidos grasos omega 3 y vitamina D, el pescado te protege contra enfermedades como la diabetes, el Alzheimer y la depresión.

Alto contenido en nutrientes imprescindibles

El pescado es rico en nutrientes importantes de los que muchas personas carecen: yodo, proteína de alta calidad y varias vitaminas y minerales.

Por lo general, casi todos los tipos de pescado son muy nutritivos y saludables, pero existe un cierto tipo de pescado que es aún más sano: el pescado graso.

El pescado graso, como el salmón, las sardinas, la trucha, el atún y la caballa, es rico en nutrientes grasos de gran interés para nuestro organismo

Vitamina D liposoluble: actúa como hormona esteroide.

Ácidos grasos omega 3: importantes para el correcto funcionamiento del organismo y el cerebro.

Previene la diabetes tipo 1

La diabetes tipo 1 es un tipo de enfermedad autoinmune en la que el sistema inmunitario ataca las células que producen insulina en el páncreas.

De acuerdo con diversos estudios, el consumo de aceite de pescado o pescado graso reduce el riesgo de desarrollar diabetes tipo 1 en niños y adultos .

Aunque los resultados son provisionales, los expertos consideran que el pescado graso puede prevenir este tipo de enfermedades autoinmunes gracias a su contenido en ácidos grasos omega 3 y vitamina D.

Asimismo, se especula que el consumo de pescado también puede disminuir el riesgo de esclerosis múltiple y artritis reumatoide, pero aún se necesitan más pruebas para confirmar este hecho.

Desarrollo y crecimiento

Los ácidos grasos omega 3 presentes en el pescado son especialmente importantes para el desarrollo y el crecimiento del ser humano.

En concreto, existe un ácido omega 3, denominado ácido docosahexaenoico (DHA), que se acumula en el cerebro y los ojos durante el desarrollo de los mismos.

Es aconsejable que durante el embarazo y el periodo de lactancia las mujeres consuman pescado para garantizarse una dosis apropiada de ácidos grasos omega 3, pero nunca más de 340 gramos por semana.

No obstante, existen ciertas clases de pescado que pueden presentar riesgos para mujeres embarazadas y lactantes:

El pescado crudo o poco cocido suele contener microorganismos que pueden perjudicar al feto.

El pescado situado en la parte superior de la cadena alimentaria puede contener elevadas cantidades de mercurio, una sustancia perjudicial para el desarrollo del cerebro.

Las sardinas, el salmón o la trucha son pescados deliciosos y opciones muy adecuadas para mujeres embarazadas o lactantes.

Previene y mejora los síntomas de la depresión

De acuerdo con varios estudios científicos, comer pescado con frecuencia puede reducir el riesgo de sufrir depresión, un trastorno mental caracterizado por la pérdida de interés en la vida y actividades diarias, un estado anímico bajo, tristeza y fatiga.

Se ha confirmado en muchos ensayos controlados que los ácidos grasos omega 3 que se encuentran en el pescado influyen positivamente en personas con depresión, aumentando considerablemente la eficacia de medicamentos antidepresivos.

Comer pescado puede aumentar tu autoestima y mejorar tu calidad de vida haciéndote una persona más feliz.

Y eso no es todo:

Existen estudios que han revelado que los ácidos omega 3 del pescado también pueden mejorar los síntomas de otros trastornos mentales, por ejemplo, el trastorno bipolar.

Previene los derrames cerebrales y las enfermedades cardiacas

Comer pescado al menos una vez a la semana puede prevenir derrames cerebrales y enfermedades cardiacas, así como reducir el riesgo de muerte por este tipo de enfermedades (6).

En un estudio realizado con más de 40 000 individuos hombres, se observó un riesgo un 15 % menor de enfermedad cardiovascular en aquellos que consumían una o más raciones de pescado semanalmente.

Además, gracias a su alto contenido en ácidos omega 3, los expertos consideran que el pescado graso es aún mejor que otros tipos de pescado cuando se trata de mantener tu corazón saludable.