Azúcar: ¿un alimento tóxico?

El azúcar debería ser considerada como una sustancia tóxica, ya que genera efectos nocivos a la salud, tal como el tabaco o el alcohol según un grupo de científicos de la Universidad de California.

Según Robert Lustig, Laura Schmidt y Clara Brindis, en el artículo “La verdad tóxica sobre el azúcar”, publicado en la revista Nature, el azúcar debería ser considerado mucho más que simples calorías y afirman que existen pruebas científicas de que el azúcar puede provocar procesos que conducen a la toxicidad del hígado y a una multitud de otras enfermedades crónicas.

Muchas personas ya saben por experiencia propia o porque lo han escuchado, lo dañino que resulta “tener el azúcar alto” en la sangre, “entonces comprenderán que comparar el azúcar con el alcohol o el tabaco, no es tan exagerado”, explicaron los especialistas.

Según los datos publicados por la Asociación Americana del Corazón, un adulto consume 22 cucharitas diarias de azúcar, mientras que un adolescente puede llegar a 34 cucharitas. Y las cifras son alarmantes: El 17 % de niños y adolescentes estadounidenses  son obesos, quizás porque se ha triplicado el consumo de azúcar en el mundo en los últimos 50 años.

Azúcar, obesidad y Diabetes para muchos científicos, el incremento del consumo de azúcar ha llevado al desarrollo de la obesidad en cifras que ya pueden ser llamadas de pandemia, ya que en todos los países existen personas con obesidad y sobrepeso, lo que lleva a su vez, al desarrollo de Diabetes.

El estudio de la Universidad de California brinda más detalles sobre los efectos metabólicos del azúcar: El consumo en exceso puede cambiar el metabolismo, aumentar la tensión arterial, alterar la señalización de las hormonas y dañar el hígado. Pero hay también otras áreas de impacto y es que el efecto del azúcar sobre el cerebro crea adicción.

¿Cómo dejar de consumir tanto azúcar?                                             

La comida tiene aspectos culturales, el azúcar en mucho de los casos, es uno de los alimentos con más influencia en la sociedad: este ingrediente está presente en los postres de todas las celebraciones; muchas veces, los dulces son una recompensa, y el cambio de este modelo es muy complicado, afirman los investigadores.

Sin embargo, a su consideración, la gente debería ser informada de los peligros que trae consigo un consumo excesivo de azúcar. No se trata de dejarla de consumir por completo, pero sí de reducir su consumo al máximo.